Archivos para 30 noviembre 2007

Muchísimas gracias a todos. De verdad.

Parece que fue ayer cuando Chica de Marte puso su primer post y empezó de verdad este blog. Parece que fue ayer cuando lo flipábamos en colorines porque habíamos recibido 40 visitas. Parece que fue ayer cuando
empezamos a recibir comentarios de gente que no conocíamos del Mundo Real. Parece que fue antes de ayer cuando Chica de Marte y yo pegabamos saltitos como dos borderlines porque habíamos batido nuestro propio record de visitas… Bueno, eso si fue antes de ayer.

Todas estas tonterías para deciros que muchísimas gracias a todas las personas que habeis sumado uno o varios numeritos a ese contador de visitas que ahora ya tiene cinco cifras. De verdad, nos hace muchísima ilusión que nos leais, aunque a veces yo ponga chorradas como pianos (los post de Chica de Marte son impecables) que no le interesan ni al tato, ni al fufa ni a perry. Os mereceis que os toque la lotería de navidad, un iphone y que os toque, aunque solo sea un leve roce, Steve Jobs (y se os quede la misma cara que a mí cuando a los cuatro años de edad o así me tocó la cabeza Paco Buyo en la calle).

Ahora a por la sexta cifra !!!

Por el señor DeTamble.

Queremos que vuelvan

Desde este blog expresamos nuestro deseo de que vuelvan:

Héroes como Cortocircuito.

Pandillas como la de los Goonies.

Parejas cómicas como Gene Wilder y Richar Pryor(ésta criatura lo tiene más complicado para volver, d.e.p) y Terence Hill y Bud Spencer.

Camas como la de la bruja novata.

Programas como La Bola de Cristal

Granujas como Andrés Pajares y Fernando Esteso.

Armarios como los de Rafaela Carra

Los chistes de Jaimito.

Por favor, Sr deTamble, continúe la lista

 Y vosotros, ¿quién queréis que vuelva?

Y de propina, una canción que me encanta (que no viene al caso, pero me s….) Y además lo reconozco, como me pone Andrés Calamaro!!!!

Dicen que estas muerta
las calles desiertas del olvido
nunca sabran
que sigo el rastro de tu amor
sus amplias avenidas
le sierven de guarida a tu corazon
nunca sabran
que sigo el rastro de tu amor
nunca sabran
que sigo el rastro de tu amor

Donde estas
quiero verte
donde estas

donde estas
reyna de mi soledad

a despertar
del sueño de tu libertad

eh nena
he pasado tanto
tanto tiempo buscandote
y la ciudad estan grande
pero tu amor tan pequeño

los angeles del cielo prendados de tu pelo
patrullan por la ciudad
nunca sabran
que me partiste el corazon

donde estas
donde duermes
donde estas
donde estas
princesa de mi soledad

Cuando vas
a quererme
Cuando vas
a renunciar al sueño de tu libertad
mostrando
donde estas

donde estas
quiero verte
donde estas
donde duermes
donde estas
donde estas
quiero verte
donde estas
donde estas

Yo también te quiero.

Un gran corto en el que se muestran verdades como puños y que toca el corazón de quienes, como yo, han ligado (o ligan) menos que los gases nobles.

Presented by: El Señor DeTamble

Relato de una chica de Marte: El tacto

Te propongo que no pienses, que te dediques a sentirme, sólo eso. Sin prejuicios. No voy a hablarte. Sabes que no puedo hacerlo. Pero se lo no contaré a tu piel. Le hablaré de sitios lejanos donde no existen los límites y donde aún no han desembarcado los imposibles. Se lo diré con no palabras dulces, envueltas de terciopelo, sedosas y brillantes.

Pero no, por favor, no te levantes. No me alejes de tu existencia todavía que aún  me quedan muchas cosas por no decirte. Así, así. Así está mejor. Veo que te relajas, que sonríes en la oscuridad, que adviertes la ternura con la que me dedico a tocar tus imberbes brazos. ¿Ves como no es tan difícil? Y ahora sólo concéntrate y no escucha.  Por que voy a seguir no hablándote y subiré por tu cuello, acariciaré tu pelo. Déjame ahí. No te vayas aún, y seremos felices, tan felices, que sólo empañará mi felicidad el saber que aún podríamos serlo más si tú no te acabarás marchando como cada tarde, si te decidieras algún día a quedarte, a no escucharme de una condenada vez y olvidaras todas tus reservas. Porque yo te amo Ana. Te amo. ¿Lo sabes, verdad? Tienes que saberlo, mi amor, yo te lo no digo tanto… Pero, bueno, los tipos como yo, aún nuestra injusta fama de fríos y egoístas, sabemos aceptar las derrotas, y si esa es tu decisión, la acataré. Aunque no comprenda que las cosas tengan que ser así. 

¡Diablos! Si por un momento pudieras olvidarte de que sólo soy tu gato…

1er relato colectivo del Blog del Sr. DeTamble y una chica de Marte

Por fin lo hemos terminado. No será el último, desde luego. 

DE MARTE A LAS VEGAS (il maestro d.l.alturas)

Llovía. Y era la primera vez que veía llover en Marte. No estaba acostumbrada al sonido que era como un repiqueteo de tacones, al olor a mojado. Y le gustó. Decían que había un planeta llamado tierra en el que llovía a menudo. Pero no podía estar segura que fuera cierto. Hasta que llegó él.(cdm)

Llegó a la carrera, con un traje gris y un jersey de cuello vuelto debajo. A ella sólo le sorprendió una ropa tan abrigada teniendo en cuenta que hacía frío.(nía)

Su curiosidad aumentaba mientras veía la vida de ese extraño planeta. No conocía el mar. Pensó que la lluvia había llegado antes que en Marte, y la gustaba ese olor salado y misterioso que se colaba dentro de ella.(tabernero)

Dejó que la lluvia le acariciara. Se paró a observar un charco curiosa. Miró su reflejo en el agua y se dio cuenta de que no estaba sola. Alguien miraba el mismo charco que ella. Subió la cabeza y sus ojos se encontraron con otros ojos que tenían el mismo color de Marte. Completamente rojos.(chessire)

– Buenas noches, señorita – dijo el desconocido, en perfecto castellano con marcado acento portugués…
– ¿lleva mucho esperando?(sr deTamble)

Ella se sorprendió.
-Disculpa,¿me habla a mi?.- Preguntó asombrada de entender el significado de las palabras de aquel hombre que hablaba un lenguaje extraño.
.-¡Pues claro! ¿No me reconoces?.-Dijo él, y ella se sorprendió aún más, porque hubiera jurado que no había visto jamás a aquel individuo (cdm)

– Qué mala memoria tienes – Dijo el extraño en medio de una carcajada – He venido a recuperar mi paraguas. Ya te dije que vendría a por él cuando lloviera.

– Sigo sin entender nada de nada. Y a usted no lo conozco… Si no, me acordaría… Creo…- Ella estaba visiblemente preocupada. Era demasiado joven para ir perdiendo memoria tan pronto.

– Ay si, perdona… El que tiene mala memoria soy yo. Ahora recuerdo que nuestro encuentro todavía no ha ocurrido. – El hombre se miró el reloj con preocupación – ¡Es este maldito trasto! Esta máquina del tiempo hace conmigo lo que quiere. Es normal que no te acuerdes de nuestro encuentro. Sucederá en el futuro.(chesire)

Ella dió dos pasos hacia atrás.
.- Por favor, no te asustes.- Dijo él agarrándole el brazo.
Ella palideció aún más.
.- Créeme, por favor. Te prometo que no te miento. Si me lo hubiera inventado como podría saber que te llamas Wanda. Que a veces, te sientes extraña, como si no fueras de este mundo y que solo te consuela sentarte a observar tu jardín de cactus enormes y naranjas.Cómo podría saber que te gusta mojar galletas en zumo de limón y que aún echas de menos a tu primera mascota, que se llamaba Tritón…
El le sonrió.
.-Comprendo que estés nerviosa, que estés confusa, que no comprendas. Tranquilízate. ¿Nos tomamos algo y te cuento de que va esta historia?(cdm)

Vale, dijo ella temblorosa.

Que te apetece tomar? acabo de guisar unas papas con carne en una cazuela de barro que están estupendas. respondió él.

En ese caso tomaré un plato para ver si entro en calor, tengo mucho frio y seguro que me sienta muy bien.

La invitó a pasar al salón mientras le servía el plato, en el televisor estaba sintonizado un canal donde retransmitían una corrida de toros de José Tomás, ella al observar tan grandiosa obra de arte se quedó paralizada con la boca abierta y no pudo articular palabra.

En ese instante entro él y se quedó observándola………(fernando)

 Ella se dió cuenta y se sobresaltó, lo miró, miró el plato que tenía en la mano el hombre, el antiguo y extraño aparato que proyectaba imágenes de seres que no conocía, y se sintió como si durante un periodo de tiempo hubiera estado soñando y hubiera actuado sin ser consciente de sus actos.
Empezó a sudar y pensaba que había perdido el juicio, porque lo peor es que aquellas cosas, aunque extrañas y desconocidas, no le dejaban de resultar vagamente familiares.

Sólo se limitó a susurrar:
.- Pero, por favor, ¿dígame de una vez quien es usted?(cdm)

No puedo decirtelo, Wanda. Para que esto ocurra en realidad tienes que recordarlo tu misma.

Ella se sintió aún mas preocupada, ya que aunque reconfortada por las papas con carne, sentía un vacío interior que le impedia recordar.

Pensó que si dormia igual soñaba con todo lo que le estaba pasando y podía recordar.

Ya le pasó también aquella otra vez que tampoco pudo recordar…(Trimama)

Entonces ella era joven, casi una niña, pero consiguió solucionarlo. Lo que realmente la preocupaba era todo lo que ese hombre, perfecto conocedor de su persona, había dicho sobre el viaje en el tiempo.
– ¿Cuando ocurrirá?- Esa pregunta revoloteaba dentro de su cabeza hasta que la dijo en voz alta.
– No te preocupes querida. ¿Has terminado ya? Deja que te retire el plato-.(el tabernero)

 Y es curioso como de repente cambió todo a su alrededor, y ahora se encontraba en las vegas, barrio popular de Sevilla donde no entra ni la policia. Rodeada de gitanos, cantando alrededor de una candela, podia ver como la luz se perdía en el horizonte y las chispas del fuego le recordaban aquellos años de su infancia en marte. Un gitano, al que llamaban er langosta, se arranco con unas bulerias callejeras – tiriti tran tran tran, tiriti tran tran trero…
Y Wanda notaba como esa musica y ese sentimiento se le metian por todos los poros de su piel y al instante su cuerpo empezó a danzar al ritmo del cante y las palmas de los gitanos. Y los gitanos susuraban unos a otros sorprendidos de ver a una Pelirroja de casi un metro ochenta centimetros bailando Bulerias junto a la candela.(il maestro de las alturas)

Y penso, vaya subidón mas malo he tenido. Pues no que soñé que estaba en Marte y un tio me decia cosas raras.(trimama)

Que día señores. Que día.

Levantarme a las 6:30 y café a quematráquea antes de coger el coche para adentrarme en el maravilloso mundo de los atascos y la radio matinal. Llegar al trabajo 40 minutos antes de mi hora y ponerme a intentar solucionar el mundo hasta la hora de comer… Después otra tarde de trabajo a caraperro para salir… y ver que la carretera para llegar a casa está cortada porque siguen trabajando los del asfaltado.

No he visto nunca que para asfaltar una carreterita de nada hiciera falta tanto tiempo. Pero claro, trabajando con horario de oficina y sin trabajar ni de noche ni en festivos… así nos va. Parafraseando a mi blogstar favorito, “como dure un día más, habrá durado para siempre”. Al final he llegado a casa a eso de las ocho menos diez.

Menos mal que hay cosas buenas y el ratito de la comida ha sido agradabilísimo, como de costumbre.

Y ahora, a petición popular… foto de mis calcetines molones. Hecha con el móvil, pero bueno…

Por el Señor DeTamble.

Cosas que hacer en un fin de semana… casi invernal.

Como los grandes blogstars bizarros, nosotros también tenemos secciones fijas. Bueno, una solo.

– No acudir al Evento Blog España a pesar de que se celebra en Sevilla. Maybe next time.
– Comer en casa de mis padres una tortilla de patatas extraordinaria. Y pimientos aliñaos.
– Pasar muchísimo frío. Pero mucho, mucho, mucho.
– Jugar a la Gamecube. Jugar a juegos de megadrive en la PSP.
– Conducir muy poco.
– Comprarme unos calcetines molonísimos.
– Escuchar una y otra vez el disco nuevo de La Casa Azul

Por el Señor DeTamble


Flickr DeTamble

upload





Más fotos