Tengo una idea: Os necesito, lectores

Bueno, bueno, bueno

 He tenido una idea al que se quiera apuntar. Pero se os agradecería muchísimo la participación a todos esos que nos leéis, a veces nos escribís, y que en definitiva formáis este universo amable en el que pretende desarrollarse este blog.

 Vamos a hacer un relato.

Un relato, una historia, lo que sea. Os propongo que vayais proporcionando frases a un relato que se va a ir creando con vuestra participación. Os voy a dar una frase para comenzar y sería estupendo que vayáis escribiendo una continuación, y el siguiente una continuación de la continuación y así… A ver por donde sale.

En fin, aporto mis frases.

Llovía. Y era la primera vez que veía llover en Marte. No estaba acostumbrada al sonido que era como un repiqueteo de tacones, al olor a mojado. Y le gustó. Decían que había un planeta llamado tierra en el que llovía a menudo. Pero no podía estar segura que fuera cierto. Hasta que llegó él.(cdm)

Llegó a la carrera, con un traje gris y un jersey de cuello vuelto debajo. A ella sólo le sorprendió una ropa tan abrigada teniendo en cuenta que hacía frío.(nía)

Su curiosidad aumentaba mientras veía la vida de ese extraño planeta. No conocía el mar. Pensó que la lluvia había llegado antes que en Marte, y la gustaba ese olor salado y misterioso que se colaba dentro de ella.(tabernero)

Dejó que la lluvia le acariciara. Se paró a observar un charco curiosa. Miró su reflejo en el agua y se dio cuenta de que no estaba sola. Alguien miraba el mismo charco que ella. Subió la cabeza y sus ojos se encontraron con otros ojos que tenían el mismo color de Marte. Completamente rojos.(chessire)

– Buenas noches, señorita – dijo el desconocido, en perfecto castellano con marcado acento portugués…
– ¿lleva mucho esperando?(sr deTamble)

Ella se sorprendió.
-Disculpa,¿me habla a mi?.- Preguntó asombrada de entender el significado de las palabras de aquel hombre que hablaba un lenguaje extraño.
.-¡Pues claro! ¿No me reconoces?.-Dijo él, y ella se sorprendió aún más, porque hubiera jurado que no había visto jamás a aquel individuo (cdm)

– Qué mala memoria tienes – Dijo el extraño en medio de una carcajada – He venido a recuperar mi paraguas. Ya te dije que vendría a por él cuando lloviera.

– Sigo sin entender nada de nada. Y a usted no lo conozco… Si no, me acordaría… Creo…- Ella estaba visiblemente preocupada. Era demasiado joven para ir perdiendo memoria tan pronto.

– Ay si, perdona… El que tiene mala memoria soy yo. Ahora recuerdo que nuestro encuentro todavía no ha ocurrido. – El hombre se miró el reloj con preocupación – ¡Es este maldito trasto! Esta máquina del tiempo hace conmigo lo que quiere. Es normal que no te acuerdes de nuestro encuentro. Sucederá en el futuro.(chesire)

Ella dió dos pasos hacia atrás.
.- Por favor, no te asustes.- Dijo él agarrándole el brazo.
Ella palideció aún más.
.- Créeme, por favor. Te prometo que no te miento. Si me lo hubiera inventado como podría saber que te llamas Wanda. Que a veces, te sientes extraña, como si no fueras de este mundo y que solo te consuela sentarte a observar tu jardín de cactus enormes y naranjas.Cómo podría saber que te gusta mojar galletas en zumo de limón y que aún echas de menos a tu primera mascota, que se llamaba Tritón…
El le sonrió.
.-Comprendo que estés nerviosa, que estés confusa, que no comprendas. Tranquilízate. ¿Nos tomamos algo y te cuento de que va esta historia?(cdm)

Vale, dijo ella temblorosa.

Que te apetece tomar? acabo de guisar unas papas con carne en una cazuela de barro que están estupendas. respondió él.

En ese caso tomaré un plato para ver si entro en calor, tengo mucho frio y seguro que me sienta muy bien.

La invitó a pasar al salón mientras le servía el plato, en el televisor estaba sintonizado un canal donde retransmitían una corrida de toros de José Tomás, ella al observar tan grandiosa obra de arte se quedó paralizada con la boca abierta y no pudo articular palabra.

En ese instante entro él y se quedó observándola………(fernando)

 Ella se dió cuenta y se sobresaltó, lo miró, miró el plato que tenía en la mano el hombre, el antiguo y extraño aparato que proyectaba imágenes de seres que no conocía, y se sintió como si durante un periodo de tiempo hubiera estado soñando y hubiera actuado sin ser consciente de sus actos.
Empezó a sudar y pensaba que había perdido el juicio, porque lo peor es que aquellas cosas, aunque extrañas y desconocidas, no le dejaban de resultar vagamente familiares.

Sólo se limitó a susurrar:
.- Pero, por favor, ¿dígame de una vez quien es usted?(cdm)

No puedo decirtelo, Wanda. Para que esto ocurra en realidad tienes que recordarlo tu misma.

Ella se sintió aún mas preocupada, ya que aunque reconfortada por las papas con carne, sentía un vacío interior que le impedia recordar.

Pensó que si dormia igual soñaba con todo lo que le estaba pasando y podía recordar.

Ya le pasó también aquella otra vez que tampoco pudo recordar…(Trimama)

Entonces ella era joven, casi una niña, pero consiguió solucionarlo. Lo que realmente la preocupaba era todo lo que ese hombre, perfecto conocedor de su persona, había dicho sobre el viaje en el tiempo.
– ¿Cuando ocurrirá?- Esa pregunta revoloteaba dentro de su cabeza hasta que la dijo en voz alta.
– No te preocupes querida. ¿Has terminado ya? Deja que te retire el plato-.(el tabernero)

 Y es curioso como de repente cambió todo a su alrededor, y ahora se encontraba en las vegas, barrio popular de Sevilla donde no entra ni la policia. Rodeada de gitanos, cantando alrededor de una candela, podia ver como la luz se perdía en el horizonte y las chispas del fuego le recordaban aquellos años de su infancia en marte. Un gitano, al que llamaban er langosta, se arranco con unas bulerias callejeras – tiriti tran tran tran, tiriti tran tran trero…
Y Wanda notaba como esa musica y ese sentimiento se le metian por todos los poros de su piel y al instante su cuerpo empezó a danzar al ritmo del cante y las palmas de los gitanos. Y los gitanos susuraban unos a otros sorprendidos de ver a una Pelirroja de casi un metro ochenta centimetros bailando Bulerias junto a la candela.(il maestro de las alturas)

Y penso, vaya subidón mas malo he tenido. Pues no que soñé que estaba en Marte y un tio me decia cosas raras.(trimama)

Anuncios

14 Responses to “Tengo una idea: Os necesito, lectores”


  1. 1 Nia noviembre 21, 2007 en 12:50 pm

    Llegó a la carrera, con un traje gris y un jersey de cuello vuelto debajo. A ella sólo le sorprendió una ropa tan abrigada teniendo en cuenta que hacía frío.

  2. 2 eltabernero noviembre 21, 2007 en 1:45 pm

    Su curiosidad aumentaba mientras veía la vida de ese extraño planeta. No conocía el mar. Pensó que la lluvia había llegado antes que en Marte, y la gustaba ese olor salado y misterioso que se colaba dentro de ella.

  3. 3 Chesire noviembre 22, 2007 en 7:39 am

    Dejó la lluvia le acariciara. Se paró a observar un charco curiosa. Miró su reflejo en el agua y se dio cuenta de que no estaba sola. Alguien miraba el mismo charco que ella. Subió la cabeza y sus ojos se encontraron con otros ojos que tenían el mismo color de Marte. Completamente rojos.

  4. 4 Chesire noviembre 22, 2007 en 7:41 am

    ‘Dejó QUE la lluvia le acariciara’ (Perdón, que me he comido letras jejeje)

    Saludos ;p

  5. 5 Señor DeTamble noviembre 22, 2007 en 7:47 am

    – Buenas noches, señorita – dijo el desconocido, en perfecto castellano con marcado acento portugués…
    – ¿lleva mucho esperando?

  6. 6 Chica de Marte noviembre 22, 2007 en 8:46 am

    Ella se sorprendió.
    -Disculpa,¿me habla a mi?.- Preguntó asombrada de entender el significado de las palabras de aquel hombre que hablaba un lenguaje extraño.
    .-¡Pues claro! ¿No me reconoces?.-Dijo él, y ella se sorprendió aún más, porque hubiera jurado que no había visto jamás a aquel individuo

  7. 7 Chesire noviembre 22, 2007 en 12:53 pm

    – Qué mala memoria tienes – Dijo el extraño en medio de una carcajada – He venido a recuperar mi paraguas. Ya te dije que vendría a por él cuando lloviera.

    – Sigo sin entender nada de nada. Y a usted no lo conozco… Si no, me acordaría… Creo…- Ella estaba visiblemente preocupada. Era demasiado joven para ir perdiendo memoria tan pronto.

    – Ay si, perdona… El que tiene mala memoria soy yo. Ahora recuerdo que nuestro encuentro todavía no ha ocurrido. – El hombre se miró el reloj con preocupación – ¡Es este maldito trasto! Esta máquina del tiempo hace conmigo lo que quiere. Es normal que no te acuerdes de nuestro encuentro. Sucederá en el futuro.

  8. 8 Chica de Marte noviembre 23, 2007 en 9:19 am

    Ella dió dos pasos hacia atrás.
    .- Por favor, no te asustes.- Dijo él agarrándole el brazo.
    Ella palideció aún más.
    .- Créeme, por favor. Te prometo que no te miento. Si me lo hubiera inventado como podría saber que te llamas Wanda. Que a veces, te sientes extraña, como si no fueras de este mundo y que solo te consuela sentarte a observar tu jardín de cactus enormes y naranjas.Cómo podría saber que te gusta mojar galletas en zumo de limón y que aún echas de menos a tu primera mascota, que se llamaba Tritón…
    El le sonrió.
    .-Comprendo que estés nerviosa, que estés confusa, que no comprendas. Tranquilízate. ¿Nos tomamos algo y te cuento de que va esta historia?

  9. 9 Fernando noviembre 23, 2007 en 12:08 pm

    Vale, dijo ella temblorosa.

    Que te apetece tomar? acabo de guisar unas papas con carne en una cazuela de barro que están estupendas. respondió él.

    En ese caso tomaré un plato para ver si entro en calor, tengo mucho frio y seguro que me sienta muy bien.

    La invitó a pasar al salón mientras le servía el plato, en el televisor estaba sintonizado un canal donde retransmitían una corrida de toros de José Tomás, ella al observar tan grandiosa obra de arte se quedó paralizada con la boca abierta y no pudo articular palabra.

    En ese instante entro él y se quedó observándola………

  10. 10 Chica de Marte noviembre 24, 2007 en 7:18 am

    Ella se dió cuenta y se sobresaltó, lo miró, miró el plato que tenía en la mano el hombre, el antiguo y extraño aparato que proyectaba imágenes de seres que no conocía, y se sintió como si durante un periodo de tiempo hubiera estado soñando y hubiera actuado sin ser consciente de sus actos.
    Empezó a sudar y pensaba que había perdido el juicio, porque lo peor es que aquellas cosas, aunque extrañas y desconocidas, no le dejaban de resultar vagamente familiares.

    Sólo se limitó a susurrar:
    .- Pero, por favor, ¿dígame de una vez quien es usted?

  11. 11 trimamá noviembre 24, 2007 en 9:24 am

    No puedo decirtelo, Wanda. Para que esto ocurra en realidad tienes que recordarlo tu misma.

    Ella se sintió aún mas preocupada, ya que aunque reconfortada por las papas con carne, sentía un vacío interior que le impedia recordar.

    Pensó que si dormia igual soñaba con todo lo que le estaba pasando y podía recordar.

    Ya le pasó también aquella otra vez que tampoco pudo recordar…

  12. 12 El Tabernero noviembre 24, 2007 en 10:30 am

    Entonces ella era joven, casi una niña, pero consiguió solucionarlo. Lo que realmente la preocupaba era todo lo que ese hombre, perfecto conocedor de su persona, había dicho sobre el viaje en el tiempo.
    – ¿Cuando ocurrirá?- Esa pregunta revoloteaba dentro de su cabeza hasta que la dijo en voz alta.
    – No te preocupes querida. ¿Has terminado ya? Deja que te retire el plato-.

  13. 13 il maestro de las alturas noviembre 27, 2007 en 11:34 am

    Y es curioso como de repente cambió todo a su alrededor, y ahora se encontraba en las vegas, barrio popular de Sevilla donde no entra ni la policia. Rodeada de gitanos, cantando alrededor de una candela, podia ver como la luz se perdía en el horizonte y las chispas del fuego le recordaban aquellos años de su infancia en marte. Un gitano, al que llamaban er langosta, se arranco con unas bulerias callejeras – tiriti tran tran tran, tiriti tran tran trero…
    Y Wanda notaba como esa musica y ese sentimiento se le metian por todos los poros de su piel y al instante su cuerpo empezó a danzar al ritmo del cante y las palmas de los gitanos. Y los gitanos susuraban unos a otros sorprendidos de ver a una Pelirroja de casi un metro ochenta centimetros bailando Bulerias junto a la candela.

  14. 14 trimamá noviembre 28, 2007 en 8:13 am

    Y penso, vaya subidón mas malo he tenido. Pues no que soñé que estaba en Marte y un tio me decia cosas raras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flickr DeTamble


A %d blogueros les gusta esto: