Otras vidas, la mía

Me marché de Marte buscando otros mundos. Supongo que como todos. Yo quería ser muchas cosas. Y fui muchas. Otras no. Y alguna fui que no quise, pero hasta eso tuvo su gracia. Cuando llegué aquí traía la maleta vacia y las ganas llenas. Pero no es cuestión del mundo por el que transite. A veces es una cuestión matemática. Un uno no puede ser un cero. Un lleno no puede ser un vacio. O sí, pero yo al menos no he sabido despejar esa incógnita.

Me dí cuenta que aquí tampoco podía ser la dama del siglo diecinueve que espera que retorne alguién de algún lugar que nunca quise que fuera, y a la vez ser un ente del siglo 300 que vuela en extraños artilugios y habla extraños idiomas. No podía ser corista y a la vez sirena. O soltera y a la vez feliz casada. Me era imposible ser Elena y Julia al mismo tiempo. Y yo quería. Pero en una vida no me cabían tantas otras vidas.

Supongo que al menos, yo, que tantas mujeres quise ser, fui esa que siempre quiso, que persiguió, que buscaba. Ni siquiera en este extraño planeta pude conseguir esa meta. Me costó asimilarlo, será que eso que llaman madurez, nos va poniendo a todos en su sitio, y a mí en mi vida (que por otra parte es una vida feliz, he sido muy afortunada)

Aún así, no puedo dejar de sentir esa necesidad de vivir otros sueños, otras angustias, y otras existencias que no son la mía. Aunque un día, no sé exactamente cual, comprendiera que, al menos en un plano real, eso no era factible.

Quizás fue exactamente por aquellos días cuando comencé a escribir…

Y de regalo, una canción, de otra vida (recuerdo que yo era rubia, las olas eran mis aliadas, hablaba con un acento extraño y me regalaron una flor en el baile de mi graduación)

Por una chica de Marte

Anuncios

7 Responses to “Otras vidas, la mía”


  1. 1 Señor DeTamble marzo 26, 2008 en 9:52 am

    Una de tus canciones favoritas. ¿Sabías que la canción originalmente se llamaba Don’t Worry David porque estaba dedicada a un chaval (que se llamaba David) que se preocupaba mucho por muchas cosas?. Curiosidades de la música y de los Beach Boys… (^_^)

  2. 2 Chica de Marte marzo 26, 2008 en 9:56 am

    Qué gracioso. Lo peor es que la primera vez que me lo dijiste me lo creí y yo alucinaba porque hubiera jurado que decía baby, pero sí tú lo decías, tenía que ser así.

    Porque te ví descojonarte, que si no aún estaría alimentando esa leyenda urbana..

    Un besazo, mañana será un día más fácil que el de hoy, estoy segura

  3. 3 Nia marzo 26, 2008 en 12:42 pm

    ¡Me encantan los Beach Boys! Los Beach Boys, el reggae y el soul-clásico-de-toda-la-vida son la música del buen rollito instantáneo.

  4. 4 El Tabernero marzo 27, 2008 en 4:21 am

    (Plas,plas,plas,plas,plas,plas,plas,plas,plas,plas = Aplauso multitudinario)

  5. 5 imigueldiaz marzo 27, 2008 en 4:39 am

    @El Tabernero, eso que el texto es precioso y no la hemos dicho ná

  6. 6 Chica de Marte marzo 27, 2008 en 9:06 am

    Un besazo chicos/a. Me encanta compartir mis vidas con vosotros.

  7. 7 imigueldiaz marzo 27, 2008 en 9:11 am

    Es que eso de ser marciana camuflada de humana debe ser agotador, oiga :D


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flickr DeTamble


A %d blogueros les gusta esto: