El comienzo de una historia: Las muñecas imperfectas

Aunque ya hace tiempo que comenté aquí en el blog que quería hacer algo con fieltro, no ha sido hasta que las pequeñas obras de arte de la señorita deTamble me han animado a convertirme en creadora, en pequeña “diosa” de las pequeñas cosas. Y me ha encantado. Conozco mis limitaciones (aunque las olvido rápido) y sé que nunca podré hacer creaciones de este tipo perfectas, como Nuria, que es mañosísima, puede hacer. Soy impaciente, un poco fullera, torpina con las manos y en fin, no sólo porque no las puedo hacer de otro modo, sino porque no  quiero hacerlas de otro modo, serán así, imperfectas. Y nacen con un propósito. Recorrer el mundo de la mano de la gente a la que quiero, vivir esas vidas (pequeñas espías) que ya comenté que yo no podría vivir. Pero ellas sí…

Y así lo quiero.

 En un primer momento me quise quedar con la primera. Pero tendré aún el síndrome de Juno, que incluso mientras la hacía ya sabía que no era mía. Era mía pero no solo mía. Era de Maika. ¿Por qué? no lo sé. Solo sé que sabía que la pequeña que empezaba a surgir se llamaba Maika, y que al día siguiente, si me daba tiempo de terminarla, luciría en la reluciente bata de enfermera de la adorable y cariñosa Maika. Y así ha sido. Maika en mis manos

Hoy he hecho a Momoko. Momoko, que es japonesa, y que se llama así porque ese nombre sale en un libro de Murakami. Y porque se parece un poco a Maca, que es a quien va a ir dirigida. Y será una sorpresa para ella, porque Maca nunca lee el blog, siempre está ocupada en mil asuntos que a mí me encanta que me cuente, y en dibujar palabras. Ella hace caligrafía japonesa. Es una alumna aventajada, mezcla con delicadeza las tintas, dibuja sin prisas. Desde luego, Momoko no podía ser de otra persona. Momoko

Y las dos andarán solas, ya lejos de mí. Maika podrá disfrutar de los perros (a los que mi alergía le habría impedido acercarse). Momoko vivirá aventuras como las que acaba de vivir Maca en Nueva Orleans, y se reirá mucho, fuerte y claro, como se ríe mi amiga Macarena.

Ya os iré contando de mis nuevas niñas (las muñecas imperfectas), que tienen la cara redonda, como su madre, con los lados desiguales, que bailaran con las bailarinas del agua, Tribal con Lili, que montarán en moto con Nuria, que sacarán cosas de su bolso con Pilipili, que se irán de misiones con la bella Uri, al instituto con Belén, escribirán poesía con Mª Fernanda o serán tan sexis como Nines, tan flamencas como Silvia o Chus, o embarazadas como Yoly, curarán tristezas como Ana y Olga, recorrerán el mundo con Ángela… Y que tienen tantas imperfecciones como tengo yo.

Así las quiero.

Una chica de Marte

Anuncios

6 Responses to “El comienzo de una historia: Las muñecas imperfectas”


  1. 1 picomike marzo 27, 2008 en 12:40 pm

    ¿Quieres ver muñecas imperfectas? Dame tijeras y fieltro.

    No, en serio, el recorte no será demasiado preciso, pero te quedan estupendas! Lo de la srta DeTamble es diferente, va en otra esfera…

  2. 2 Chica de Marte marzo 27, 2008 en 12:49 pm

    Pues a mi muñecas les encantaría jugar con las tuyas. Viva la imperfección!!!!

    Muchas gracias, Picomike, intentaré ir mejorándolas, pero es que siempre me han dado mucha ternura los fallos (algunos más que otros, que todo hay que decirlo, y algunos no me han dado ninguno, hablándolo todo)

  3. 3 Elia marzo 27, 2008 en 1:58 pm

    ¡Me encantan! Están muy chulas.
    Espero que no le moleste al Sr y la Sra DeTamble, pero creo que me quedo con las tuyas, chica de Marte… quizá por el toque “casero”, quizá por parecer algo más infantil, como si fueran las manualidades que hacíamos de peques en el cole para regalar a los padres :)

  4. 4 El Tabernero marzo 27, 2008 en 11:21 pm

    ¡Artista! Entre la Srita. DeTamble y tú vais a hundir al Toys”r”Us

  5. 5 Señor DeTamble marzo 28, 2008 en 6:54 am

    Son ultra-cool, mucho mejores en la realidad que en las fotos, todo sea dicho.

  6. 6 Chica de Marte marzo 28, 2008 en 8:59 am

    Muchas gracias, chicos. Mis muñecas imperfectas están emocionadísimas con los comentarios. Yo les he dicho que sois amigos y que eso siempre endulza la vista, pero a ellas les da lo mismo. Momoko no hace más que cantar canciones en japonés y Maika me ha llamado para decirme que su muñeca le lanza a besos a todo el mundo (^_^)

    Por cierto, Elia, no puedo entrar en tu blog, ¿has cambiado la dirección?

    Un besazo a todos!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flickr DeTamble


A %d blogueros les gusta esto: