Relato de una chica de Marte: Origami (1ª versión)

Origami.

Y la luz se hizo.

Habia cerrado la puerta del taller para concentrarse. Se había frotado las manos y había hecho realidad esos mundos, formas y existencias que él y solo él era capaz de ver en los pliegos de papel.

Aquel día llegó un poco más lejos. Después de los montes y los ríos de papel, de los bosques y las piedras de papel , creo a unos seres. Y ya no podía parar y creo a otros. Y luego a otros. La habitación se llenó de ellos, distintos, veloces, lentos. Que nadaban, que caminaban por los caminos de papel, que volaban por el cielo de papel. Qué estaban vivos y que llenaban la habitación. Él los miraba sonriendo. Las pequeñas alas de papel desplegándose y tomando vuelo, las pequeñas colas surcando los mares de papel. Estaba contento.

Cada día se acercaba a mirar su creación. Y cada día descubría algo nuevo. Los veía sonreír y compungido los veía llorar. Los veía abrazarse y los veía discutir con sus pequeñas voces de papel. Los veía pelear y destruirse. Juntarse y crear nuevos seres.

Quiso conocerlos aún más. Y los contemplaba aún con más atención. Le hablaban y le contaban cosas. Le pedían otras. Le rogaban mucho más. A veces le hacían sentirse incómodo. Eran tan ambiciosas las pequeñas criaturas de papel…

Aún los miró con más profundidad. Y descubrió todos sus trucos. Sus mentiras. Su egoismo. Empezó a parecerle siempre lo mismo. Cada día. Luchaban entre ellos por cosas que no necesitaban. Luego componían su sonrisa de papel más hermosa y charlaban con él.

Quiso destruirlos. Les lanzó cubos de agua, que deshacía a quien acertaba. Pero aquello lo sumía en un pena profunda. Verlos deshacerse era tan doloroso… Y dejó de hacerlo.

Luego simplemente, cerró la llave del taller. Y se fue lejos, dejándolos allí. Con sus luchas y sus sonrisas de papel. Destruyéndose y creándose. Alejando esas voces que le pedían, que le exigían más y más.Dejando a su suerte aquel mundo de papel para siempre jamás.

Como otro Díos cualquiera haría.

Por una chica de marte

Anuncios

10 Responses to “Relato de una chica de Marte: Origami (1ª versión)”


  1. 1 Señor DeTamble agosto 21, 2008 en 10:31 pm

    ¿Que les tiraba cubos de agua?,… animalitos !!!

    Ahora en serio, me ha encantado.

  2. 2 Chica de Marte agosto 21, 2008 en 10:55 pm

    Estos dioses es lo que tienen.

    Muchas gracias, kokoro.

    Y a superar los miedos!!!!

  3. 3 Señor DeTamble agosto 21, 2008 en 11:30 pm

    ¿Y quién te ha dicho a ti que mi miedo a volar se ha multiplicado por infinito con lo que ha pasado en Madrid?…

    Pues es verdad.

  4. 4 imigueldiaz agosto 22, 2008 en 9:54 am

    Esta genial! Me he acordado del relato de Tolkien de Hoja de Niggle aunque no se parecen mas que en detalles la verdad.

    Por cierto la analogia del papel y el agua es muy buena, dado que el papel son fibras de celulosa entrecruzadas pegadas con agua y es un poco magico… si hay una inundacion en una biblioteca y simplemente se saca el agua sin tocar los libros, casi ninguno esta estropeado al secarse al aire es nuestra accion sobre ellos la que los perjudica si aun no estan secos…

  5. 5 NURINU agosto 22, 2008 en 1:26 pm

    COMO SERA EL SONIDO DE LAS PEQUEÑAS VOCES DE PAPEL?

  6. 6 una chica de marte agosto 22, 2008 en 5:02 pm

    Pues voy a leer ese relato, a ver que tal.

    Muy curioso lo que cuentas, Iñaki.

    Nuri, qué buena pregunta. La voy a pensar.

    Besitos a los dos

  7. 7 picomike agosto 22, 2008 en 8:53 pm

    Siempre he pensado para mí que a lo mejor nuestro universo no era otra cosa que una especie de “pecera” en la habitación de algún niño infinitamente enorme. Hacía tiempo que no recordaba esto, pero tu relato (muy bueno! :D ) me lo ha vuelto a traer.

    crsss crs crrssr (el sonido de las voces de papel. Se me va, lo sé)

    Iñaki, gracias por el relato de Tolkien! Esta noche creo que daré buena cuenta de él ;)

  8. 8 una chica de marte agosto 22, 2008 en 10:47 pm

    Pecera… ¿Quién sabe?

    Besitos Picomike!!!!

  9. 9 Mª Fernanda agosto 23, 2008 en 11:40 pm

    Enhorabuena, Chica de Marte, por tus relatos y por tus muñecas imperfectas cuyas aventuras sigo y de las que soy fan. Yo, de vuelta de mis vacaciones por los Balcanes, espero la vuelta a nuestras tertulias. ¡Os echo de menos!. Besazos.

  10. 10 una chica de marte agosto 25, 2008 en 6:54 pm

    Que ganas tengo de verte y de que me cuentes, guapetona!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flickr DeTamble


A %d blogueros les gusta esto: