Archive for the 'Videojuegos' Category

Pero si a mi no me gustaba conducir.

Eso sí, el Mario Kart me ha gustado de siempre. Desde la versión de Super Nintendo hasta la de Nintendo DS. Todas. No será un simuladorzaco como el Gran Turismo pero tiene mucha chispa, unos gráficos adorables donde los haya, y sobre todo muchísima jugabilidad. Es di-ver-ti-dí-si-mo. Y en esta ocasión además de “coches” tenemos motos. Y jugar con Mario montado en una especie de Vespa no tiene precio.

Lo único malo, por ahora, es el modo online. Funciona muy bien, encuentras muchísima gente de todo el mundo para jugar… pero he quedado como Cagancho en Morón, no ganando ninguna carrera y quedando en más de una ocasión en último lugar.

En fin, que me lo estoy (estamos) pasando en grande con el dichoso juegecito.

Por el Señor DeTamble.

Anuncios

Videojuegos Viejunos. Hoy: Catboy

El otro día le comenté a CdM como dato curioso, que la casa Bic, además de bolígrafos y mecheros, fabricaba tablas de windsurf. Se quedó ojiplática. Pues casi lo mismo ocurre con Casio. Casio además de relojes y calculadoras, durante un tiempo se dedicó a sacar videojuegos. Videojuegos para el ordenador MSX (mi primer ordenador), el ordenador de 8 bits más molón de la historia.

Este Catboy (de casio) lo conseguí como se conseguían antes los juegos japoneses. En el mercadillo, grabado en una cinta (¿cómo harían para pasar del cartucho a la cinta?). Y era de mis favoritos. Me gustaba tanto, que le dedico un post.

Un juego de plataformas normalito. Con unos colores planos adorables. El protagonista, un gatito que si cogía la figura parpadeante de un gato, se convertía en un gato mucho más grande (con cierto parecido a Espinete, o al menos a mí me lo parecía en aquellos tiempos) que además aguantaba un impacto más con los enemigos (igual que Super Mario con el champiñón).

Música machacona, pantallas que avanzan una a una, cuatro o cinco decorados diferentes,… Toda una delicia de ocho bits, deliciosamente retro. Lovelyismo videojueguil.

Os dejo con un video (sacado del emulador en la PSP, que mi MSX sigue funcionando pero no lee las cintas de cassette).

Vodpod videos no longer available. from www.vimeo.com posted with vodpod
Por el Señor DeTamble

We love Katamari, ¿y tú?

Reconozco que soy un poquito raro y que mis gustos puede que no sean comunes. No me gustan los videojuegos en plan GTA, Medal of Honor y demás cosas de tiros, peleas y actos delictivos. Y por eso me gustan cosas como esta pequeña obra maestra para Playstation 2. We Love Katamari.

Un juego en el que manejas a un alienígena (el príncipe de todo el cosmos) empujando una bola que tiene la peculiaridad de pegar en ella todos los objetos por los que pasa siempre que sean más pequeños que ella. Al principio solo puede con caramelos, chinchetas, gomas de borrar,… pero conforme va aumentando de tamaño se atreve con gatos, perros, gallinas, personas, máquinas expendedoras, luchadures de sumo,… coches, camiones, carreteras, casas, edificios altos, el arcoiris, la torre Eiffel,… así hasta casi el infinito. ¿Objetivo?, llegar a un tamaño determinado en un tiempo determinado. Tan sencillo como eso.

Si una mecánica tan simple y divertida no fuera suficiente, el juego hace gala de unos gráficos de un diseño exquisito, casi sacados de una caja de lego. Cuadradotes, coloristas,… deliciosamente pop. Y la música es otra pequeña sorpresa, con una BSO digna de estar en los iPods más selectos (en el mío está, desde luego).

Y para que os hagais una idea, aquí os pongo la introducción.

Por el Señor DeTamble, que después de la gastroenteritis se ha metido a crítico de videojuegos.


Flickr DeTamble